Carencia y consuelo

24 12 2015

Es una realidad evidente y muy lamentable que en España, que es tierra muy prolífica en artistas plásticos de toda la vida, de gran prestigio mundial por su calidad y originalidad o genialidad (ahí está la historia para corroborarlo), donde hoy día abundan por doquier mucho más si cabe que en tiempos pretéritos artistas de gran valía, que, viviendo en el mundo de la comunicación y medios audiovisuales, no haya presente ni en televisiones públicas ni privadas un programa dedicado a las artes plásticas, a su debate y divulgación en horas de máxima visión, cuando ésta debería ser una obligación moral del Ministerio de Cultura. A cambio sí tenemos mucha telebasura, sobre todo en algunas cadenas, y claro, así nos luce el pelo: poca afición, poco conocimiento, menos coleccionistas… En fin, una pena lo del arte y los medios, gran carencia.

Afortunadamente, los alicantinos contamos con la cada vez más prestigiosa Asociación de Artistas Alicantinos, que con mucho trabajo e ilusión se ha ido ganando el respeto de instituciones, haciendo colaboraciones con ellas, de intelectuales y personalidades del mundo del arte, de la cultura, de la política y de gran número de artistas, algunos de ellos de gran nivel artístico, tanto en pintura, como en dibujo, escultura o fotografía. Todo este éxito obedece al gran número de actividades artístico culturales que la Asociación desarrolla: cursos varios, exposiciones, viajes culturales, conferencias por personas relevantes de la cultura alicantina, y una tertulia que se programa todos los jueves, donde tiene lugar un análisis profundo y un debate de artistas de toda índole, enriqueciéndonos culturalmente y divirtiéndonos a la vez, todo un lujo que no se había dado en Alicante hasta ahora con la profundidad que lo hacemos.

Y no quiero dejar de mencionar las múltiples colaboraciones, donando obras, alimentos y juguetes de forma altruista cuando se nos solicita, y también en ocasiones como la gran comida de Navidad, donde nos divertimos y, con un poco de suerte, nos llevamos a casa alguna obra de arte donada con gran cariño y recibida igualmente.

Nuestra Asociación es nuestro consuelo y parte importante de los que amamos el arte.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de enero de 2016 de la Asociación de Artistas Alicantinos)





Nuestra asociación

12 09 2014

Está compuesta por un numeroso grupo de personas cuyo nexo de unión es el amor por las bellas artes, en cualquiera de sus manifestaciones, y ha llegado a ser, por sus múltiples actividades (exposiciones, talleres, conferencias, tertulias, etc.), un núcleo de enriquecimiento artístico y cultural sin parangón en Alicante, con la que cuentan todos los organismos oficiales para la organización de eventos, porque saben que tienen garantizado el éxito de público en las inauguraciones, y ha sido reconocida esta labor en pro del arte y de la cultura con distintas placas de los organismos con los que colaboramos.

La Asociación es como un reflejo de nuestra sociedad, con personalidades variopintas, donde hay de todo, desde un pequeño grupo que subsiste de la pintura, otros artistas que, siendo magníficos y viviendo como tales, no pueden vivir del arte, y otro grupo de amantes y aficionados a las artes que acaban de aterrizar y están en fase de formación.

Los hay maestros, eruditos, estudiosos, e interesados por aprender y relacionarse.

Como en la sociedad en general, hay filias y fobias, y considero que podríamos ser más de 300, pues sé de muchos que nos dejaron por discrepancias con algunas decisiones que no les gustaron. En mi opinión es un error, pues, aunque a uno le afecten ciertas decisiones y no le parezcan justas para él, no hay que olvidar que la Asociación somos todos, que nadie es eterno y que, probablemente, si todo va bien, cuando ya no estemos ninguno en este mundo, la Asociación pervivirá. Por eso os animo a que sigamos disfrutando de los buenos momentos y enriqueciéndonos artísticamente a pesar de las pequeñas diferencias.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de septiembre de 2014 de la Asociación de Artistas Alicantinos)





Seamos autoexigentes, por favor

5 11 2013

A lo largo de la vida artística de cualquiera que se dedica a las artes plásticas, uno no deja de aprender y evolucionar, y si es mínimamente riguroso en su quehacer, debe tratar de evolucionar, e intentar hacer cada vez una obra de mayor nivel en cuanto a calidad se refiere, y no ser conformista, o no analizar su ejecutoria y trayectoria. A lo largo de la historia vemos cómo todos los grandes artistas van evolucionando y puliendo su obra. Si esto no se hace, se quedarán anclados en fase muy primaria y susceptible de mejora en distintas áreas: dibujo, colorido, etc.

Saco esto a colación a propósito de nuestras últimas muestras, como los salones de Primavera y Otoño, donde he podido comprobar con agrado que el nivel artístico en conjunto va subiendo, dejando cada vez mejor el pabellón artístico de nuestra Asociación, pero bien es verdad que se pueden observar distintos niveles de calidades, habiendo gran diferencia entre unos y otros. Los hay muy buenos, buenos, y manifiestamente mejorables, y como la Asociación no veta a nadie, son estos últimos los que deben de aplicarse ellos mismos un autoexamen y preguntarse si la obra a presentar es digna de exponerse. Puede que haya quien no tenga esa capacidad de análisis, ya que he visto alguno que otro que, después de varios años, no ha mejorado su factura en la calidad de sus obras. Yo les pediría a esos compañeros que pidan la opinión de alguien de su confianza, para presentar obras con un mínimo de calidad. Todos deberíamos de tener un Pepito grillo que nos critique y aconseje.

Todo sea por el mayor respeto artístico de nuestra Asociación y su valoración de conjunto.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de noviembre de 2013 de la Asociación de Artistas Alicantinos)