Los debates en la tertulia de arte

23 07 2014

Para mí, como moderador y contertulio, todos los temas que tratamos me resultan interesantes, pero qué duda cabe que, si el artista del cual se va a debatir es por las características de su obra, más controvertido y más proclive a que haya distintos puntos de vista e incluso discrepancias, que son las que dan juego al coloquio, al intercambio de pareceres y a servir para descubrir aspectos técnicos o artísticos que quizás, movidos simplemente por los gustos personales, algunos de los contertulios no se habían parado a reflexionar sobre dichos aspectos, al moverse el artista sometido a debate muy lejos de lo que a ellos les gusta dentro del arte y del estilo que practican.

Y como ya he dicho en algunas ocasiones, son precisamente los que más se apartan de los gustos personales, o incluso los menos conocidos, los que más interesa estudiar y debatir, y oír todas las voces que sanamente y con argumentaciones sólidas, discrepan de nuestro punto de vista, ya que si adoptamos una postura abierta y alejada de posturas radicales y encastilladas a veces, en la falta de conocimiento profundo sobre un autor o estilo, algunas voces autorizadas, por su trayectoria o por su estudio concienzudo del autor o tema, nos pueden hacer ver algo de luz, sobre aspectos que ni nos habíamos parado a reflexionar y comencemos a despertar en nosotros nuevas sensibilidades o ampliar nuestro punto de vista, no centrándonos exclusivamente en aquellos autores que por su estilo y obra son universalmente reconocidos.

Todo lo anteriormente dicho no es óbice para que cada uno tenga sus preferencias.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de julio de 2014 de la Asociación de Artistas Alicantinos)





Las encrucijadas de los artistas

31 05 2013

El que tiene la pintura por algo más que un mero pasatiempo y que ansía ver el triunfo con sus obras, se le plantean a lo largo de su vida artística  varias posibilidades o caminos a seguir en cuanto a decantarse por unas técnicas o muy distintos estilos, siendo la elección una verdadera encrucijada, no tan fácil de elegir y decantarse por una u otra. Para empezar habría que recordar el célebre dicho: «Yo soy yo y mi circunstancia», que, aplicado a los artistas, supone que su entorno y su vida personal, formación y sensibilidad van a influir grandemente en sus sentimientos y, por lo tanto, en lo que quiere trasmitir con sus obras y de qué forma. Habrá variedad y multitud de opciones a seguir, sobre todo una vez consolidada la primera etapa de formación básica, porque todos los artistas estamos a lo largo de nuestra vida en continua evolución y aprendizaje, aunque en la madurez sea de cosas y técnicas mucho más sutiles que al principio.

Los que hayan tenido una formación académica estricta, tendrán gran dificultad para desprenderse del academicismo y desarrollarse de una manera menos ortodoxa pero más personal y creativa. Los que, por desgracia, tienen que comer de la pintura como sea, es fácil que caigan en cualquier modo, ya sea realista o abstracto, de lo comercial, y muchos otros ante las posturas de jurados esnobistas y de modas imperantes actualmente, basadas en el absurdo y en el antiarte conceptual e hipócrita, muchas veces sin sentimiento ni verdad alguna detrás de sus obras, los que que caigan en dicha tentación por el mero hecho de llamar la atención como sea y a toda costa, apoyados por un poderoso y embaucador marketing.

Pues bien, en mi opinión -y la historia del arte me viene a dar la razón-, siempre hay que ser FIEL A UNO MISMO, y que lo que uno haga esté avalado por la verdad de su manera de concebir el arte, sea en el estilo que sea, pero no debería copiar a nadie, sino dejar en sus obras su impronta sincera como la mejor de las firmas.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de junio de 2013 de la Asociación de Artistas Alicantinos)





La tertulia sobre arte de los jueves

11 05 2013

Desde el otoño del pasado año gozamos de una nueva actividad en nuestro Centro de Arte de la Asociación de Artistas Alicantinos, que se viene a sumar a otras muchas e interesantes actividades que se organizan en ella (no creo que ninguna otra asociación de este tipo sea más activa en este aspecto). Se trata de la tertulia que tenemos todos los jueves y en la que actúa como coordinadora Rosa Azorín, a la cual cedo la palabra como moderador que soy de dicha tertulia, y nos pone siempre en antecedentes, de una forma brillante, sobre el tema que vamos a debatir cada semana, que previamente hemos acordado democráticamente, alternándolos sin seguir un orden cronológico, para que así sea más amena.

Al principio fuimos un reducido grupo, pero pronto se corrió la voz de lo ameno e interesante de dichos debates y ahora las más de las veces llegamos a estar y participar, bien como tertulianos activos, o en algunos casos, como oyentes ávidos de captar los distintos comentarios, hasta más de treinta personas.

Y es que no es para menos, pues las casi dos horas en las que estamos debatiendo se nos pasan volando, porque estamos en nuestra salsa, hablando y enriqueciéndonos todos con las distintas intervenciones de los distintos tertulianos que quieren expresar su opinión libremente sobre el tema de debate, y realmente es una gozada, y salimos encantados de poder reunirnos, hablar de arte, y aunque alguno se sepa el tema, siempre oye opiniones diferentes e interesantes.

Con toda seguridad puedo afirmar que, desgraciadamente, no existe en Alicante un foro de debate artístico de este calado y profundidad en el análisis de los distintos temas. Por eso la tertulia de los jueves es un tesoro más de la Asociación, es como un oasis en el desierto al que uno siempre llega ávido de beber en el agua que nos clarifica ideas y nos reconforta. Ojalá sea por mucho tiempo.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de mayo de 2013 de la Asociación de Artistas Alicantinos)





Los grandes objetivos del artista plástico

4 04 2013

Las personas que se sienten y viven como artistas, es decir, que no son meros aficionados que tienen el arte como afición para pasar el rato, suelen tener dos objetivos o retos en su vida como artistas: el primero, básico y fundamental, es conseguir dominar el oficio y las distintas técnicas, desarrollándose como artista y conseguir hacer lo que uno se ha planteado previamente y que el resultado sea una obra de arte, en vez de un mero ejercicio más. Esto, que parece sencillo, es harto complejo, y conlleva años de formación y consolidación hasta madurar en un artista con estilo propio. Hay muchos que este primer objetivo no lo consiguen nunca, aunque alguno se lo crea, o gente poco sincera se lo haga creer. Y, cómo no, están los típicos críticos interesados y fielmente unidos al mercantilismo que tratan de hacernos ver lo que no existe, o es, en realidad, algo muy diferente. Este objetivo otros muchos, famosos y anónimos, lo consiguen plenamente, con lo cual a nivel personal en su lucha con el arte habrán triunfado como artistas, aunque a muchos de ellos no se les reconozca en vida.

El segundo gran objetivo, aspiración o meta, es dar a conocer al máximo su obra y que ésta alcance la mayor difusión, es decir, el triunfo popular y social. Esta meta todos los artistas la anhelamos, y es lícito y natural que así sea, pues realmente lo que queremos con nuestras obras es establecer un diálogo con el espectador. Sin éste, no hay comunicación. Pero esto último es un objetivo aún más difícil de conseguir que el primero, ya que no depende de nuestras habilidades artísticas exclusivas, sino del marketing y de la suerte, con lo cual, muy pocos lo consiguen a lo grande, y se da la paradoja de que algunos que lo han conseguido gracias a una política promocional muy bien llevada, no han triunfado y conseguido el primer objetivo, aunque el mercantilismo imperante nos quiera convencer de lo contrario.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de abril de 2013 de la Asociación de Artistas Alicantinos)