Controversias sobre arte contemporáneo extremo

19 03 2019

Tras muchos años de práctica y estudio del arte y la pintura, considero que nos ha invadido la estulticia, el aborregamiento, la sumisión para admitir los juicios de valor de personas que están en el mundo del arte, como galeristas, críticos, curadores, gestores culturales, cuyo máximo interés es convencernos de que ciertas manifestaciones son artísticas y tienen un elevado valor plástico-artístico, con la única finalidad de que aumente su valor especulativo, actuando con una frivolidad y descaro apabullante, soportado todo ello, con discursos pseudo intelectuales, para vendernos una idea sobre una obra, que es imposible que nos gane el corazón, y entonces tienen que intoxicar y colonizar algunos cerebros ingenuos, que se dejan influir por argumentos falaces, y al final se lo creen, para posteriormente estas personas, con cierto peso en el mundo del arte, nos hablan tras el lavado de cerebro, de las bondades de esto o aquello, cuando no hay por dónde cogerlo, y no se sostiene para nada su validez artística, sino es con el consabido discurso previo, rebuscado y torpe para poder justificar lo injustificable e inadmisible.

Es la falta de ideas creativas brillantes. El mercantilismo y marketing especulativo desaprensivo y feroz. La prostitución del arte en grado superlativo. La existencia de un conglomerado de circuitos artísticos, con tintes mafiosos, cotos cerrados, e intereses espurios.

Así pues, con todos esos ingredientes conviviendo, es posible fabricar “artistas” y convertirlos en célebres, con dinero e influencias, para que produzcan mucho más. Nada que ver con el verdadero arte creativo.

Hay que ser valiente y tener formación sólida, para saber discernir dentro de este maremágnum, entre el arte verdadero y la burda tomadura de pelo, aunque sea de una celebridad Es, en definitiva, una época de decadencia moral y artística, avalada por listillos, prebostes y una caterva de borregos y estúpidos progres, con los que, si no estás de acuerdo, pretenden tacharte de ignorante, inculto o desinformado, cuando la verdad es que ellos son los intoxicados por ideas falaces, que anulan su criterio objetivo.

Ante este estado de cosas y el proceder de estas personas, implicadas en esta degeneración y prostitución, cada vez es más difícil que personas formadas y con conocimientos artísticos amplios, unidos a la honradez en su visión del arte, puedan tener respeto por toda esa patulea que campa por ahí, ensalzando como si hablasen ex cátedra, contribuyendo a prostituir, degenerar y enrarecer el mundo del arte, que nunca jamás estuvo tan controvertido y cuestionado.

Pedro Ortiz


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: