Sentido y sensibilidad

26 02 2017

Estos dos sustantivos son los que, bajo mi humilde punto de vista, deberían adornar y formar parte de los artistas, y por lo tanto, de sus obras plásticas, e igualmente aplicables para aquellos que se dedican a la gestión de obras, exposiciones, jurados de certámenes, comisarios o curadores, e igualmente a todos aquellas personas, como historiadores, críticos o comentaristas, y aún abundando más, a los amantes del arte que visitan asiduamente museos y colecciones o los que comienzan a formar su pequeña colección de arte.

Cuando hablo de sentido, se puede asimilar con coherencia en lo realizado, expuesto y seleccionado, y para que dicho sustantivo tenga fuerza propia, es ineludible el haber adquirido conocimientos imprescindibles para distinguir muy bien lo mediocre de lo bueno y, dentro de esto último, lo excepcional o lo genial, cosa nada fácil, y sobre todo en las vanguardias varias, donde tanto diletante y advenedizo, que no sabe realizar nada mejor, se esconde en tendencias que requieren poco o ningún virtuosismo, sino sólo atrevimiento apoyado en un demagógico discurso, y aquí entra en juego el término sensibilidad, por el cual se escapan y a la vez se delatan muchos, de cara a muchos espectadores con variopintas formaciones, gustos y sensibilidades. Cierto es que contra gustos no hay disputas, pero es aquí donde críticos y amantes del arte tienen la gran dificultad, en distinguir lo meritorio de lo que no lo es y que en las tendencias más extremas puede resultar esperpéntico, ardua labor para algunos excesivamente intoxicados por ideas extremas y también para aquellos que anclados en su excesivo conservadurismo cierran sus puertas y sensibilidad a nuevas formas de expresión más avanzadas.

Pero si un artista actúa con oficio bien aprendido y dentro de una coherencia evolutiva en el tiempo y por añadidura, pone su alma, sentimientos y sensibilidad, la calidad aflora y se hace evidente, incluso para los no muy avezados, pero aplicando a su vez sentido y sensibilidad, virtudes que desgraciadamente están ausentes en demasiadas ocasiones.

Pedro Ortiz

(Editorial del mes de marzo de 2017 de la Asociación de Artistas Alicantinos)


Acciones

Información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: